FANDOM


Ucumar captor

El ucumar solía raptar a una joven de una tribu indígena para tener relaciones y tener descendencia.

El Ucumar o Jucumari es el nombre mitológico de una raza de hombre oso, encontrándose la misma en el oeste de Sudamérica, y proviene del oso de anteojos, el único úrsido de todo el continente, es decir, es el hombre oso de anteojos. Aunque la población de este hombre bestia es reducida, tiene una fuerte e imponente representación, siendo muy importante y, también, conocida entre los lugareños.

Para más información y correlatividad, ver el artículo del oso de anteojos en Wikipedia: Tremarctos ornatus.

NombreEditar

Ucumar, Ucumari, Ucumare, Ukumán, en diferentes zonas de Argentina, Perú y Bolivia. Jukumari en La Paz y Cochabamba, es una voz compartida por el quechua y el aymara.

HistoriaEditar

América precolombina Editar

Los distintos pueblos indígenas andinos alaban al oso de anteojos como un ser sagrado. Era considerado un tótem en sus creencias, además de una criatura protectora. Algunos indios se transformaban en el ucumar, el hombre oso de anteojos, preferéntemente utilizando partes de un oso ya encontrado muerto en sus rituales, y se alejaban para siempre de sus aldeas. Los nativos describían a estos seres como "hombres salvajes peludos que viven en las selvas".

La conquista Editar

Con la llegada de los españoles a América, los jucumaris pelearon. Las tribus de osos estaban decididas a proteger sus tierras y animales de los invasores, además de los pueblos indígenas. Se cuentan historias de unidades militares españolas enteras aniquiladas con brutalidad en el interior de las selvas, montañas y hasta desiertos y páramos. No obstante, los españoles usaron a la magia de los inquisidores, a cazadores de bestias o monstruos, etc, para dar caza a los hombres oso. Muchos ucumares fueron aniquilados y tuvieron que esconderse, por miedo a desaparecer.

GloomcraftEditar

En Gloomcraft, Serguéi y su clan tienen la misión de establecer contacto con los ucumaris, con el fin de reclutar a varios de ellos a través de una alianza, por lo que se embarcan en una larga diligencia hacia las Yungas, desde Tucumán hasta Tarija, en Bolivia. Los ucumares los reciben amistósamente, pero les piden que, a cambio de su alianza, acaben con todos los cazadores y los ucumares malditos, para liberar a estos últimos de su maldición. Lo logran, y consiguen que cien hombres oso indígenas se unan a ellos, además de que conviertan a varios guerreros del clan en jukumaris.

Un miembro de este nuevo ejército es Killari, "luz de luna", una ucumar boliviana de ascendencia indígena y española, de tez predominante y llamatívamente blanca, a pesar de sus obvios rasgos indígenas.

ConfusionesEditar

Populármente, se considera al ucumar, también, como el "Pie Grande" norteamericano o el "Yeti" euro-asiático de Sudamérica, debido a la apariencia antropomorfizada y peluda, aunque esta consideración es equivocada, porque es el oso el animal y no un simio.

Mito incaicoEditar

En la época Incaica, los Incas poseían un fuerte en las inmediaciones de la actual Samaipata (Bolivia), lo utilizaban para frenar los ataques guaraníes, desde entonces los "vigias" de dicho fuerte se han familiarizado con la criatura, que supuestamente los "ayudaba", alertándoles con gritos y aullidos que los guaraníes se acercaban, desde entonces formó parte de la cultura Incaica.

HábitatEditar

Habita en el oeste de Sudamérica, en los Andes. Políticamente, en las provincias norteñas argentinas de Salta y Jujuy, parte de Tucumán y una gran franja que pasa por Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y hasta Venezuela. Existen muchos avistamientos de este hombre bestia, principalmente en las regiones selváticas andinas, como en las Yungas y partes del Amazonas.

CaracterísticasEditar

El ucumar es un ser tranquilo y tímido, que prefiere internarse en la selva o esconderse en las montañas antes que establecer encuentros con los humanos. Suelen ser solitarios, para evitar ser encontrados en grupos por cazadores de monstruos. Sin embargo, es violento con aquellos que van a cazar al monte o a talarlo, ya que los hombres oso juraron defender a los animales y a la tierra.

Pasan la mayor parte del tiempo transformados y caminando en cuatro patas, para que los confundan con auténticos osos.

La mayoría de los osos conserva su antiquísima cultura indígena gracias a su aislamiento de la civilización, conservando sus antiguos nombres, tradiciones, etc. Una minoría de los ucumares tiene sangre española, de la época de la Conquista, cuando muchos españoles se juntaron con indígenas que resultaban tener la sangre del oso. Así, nace una nueva cepa de hombres oso.

Son extremádamente fuertes, pudiendo mover enormes rocas y hasta lanzarlas.

La maldiciónEditar

Como todo hombre bestia, ser mítico o críptido, existe una maldición, la cual convierte a un sujeto en un ucumar por siempre, de naturaleza malvada. El ucumar maligno devora a cualquiera que se adentre en el monte, sin importarle las buenas intenciones de esa persona.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.